INDUSTRIALES ADVIERTEN EFECTOS NEGATIVOS DE NUEVO PLAN REGULADOR

De aprobarse propuesta de empresa consultora podrían generarse cierres de plantas y despidos.

La Asociación de Industriales de Arica planteó al Alcalde, Gerardo Espíndola, su “preocupación extrema” por los efectos negativos que pueda generar en el sector industrial de la ciudad el nuevo Plano Regulador comunal, que se encuentra en las últimas etapas para ser visado por la comunidad y los organismos correspondientes.

El presidente de Asinda, Edward Gallardo Malebrán, junto a los asociados presentes en la reunión con el jefe comunal, hicieron un descarnado análisis sobre las consecuencias negativas que traería consigo dicho plan, de aprobarse las propuestas que está presentando la empresa consultora Polis, de Santiago.

Los industriales fueron enfáticos en señalar que, como resultas de esos cambios, los efectos se verán especialmente en el Barrio Industrial antiguo y algunas empresas que quedan en el borde costero, tanto en el centro de la ciudad como en el sector norte, donde se producirían cierres de empresas y despidos de trabajadores, porque al ser a futuro una zona mixta, conjuntos habitacionales y de otro tipo estarán cercanos a las fábricas. “Nunca han podido convivir la industria con las construcciones habitacionales, siempre la industria va a causar alguna molestia, ya sea en el tránsito, en el tema de algunos ruidos, de algún tipo de emisión”, comentaron.

Hubo breves momentos de tensión cuando el Alcalde Espíndola dijo sentirse “violentado” por los dirigentes industriales frente a sus planteamientos sobre el cierre de fuentes laborales.

Asinda solicitó al alcalde la posibilidad de buscar otros sitios y terrenos que se ajusten a la necesidad habitacional y que no afecten la actividad industrial. Los industriales comentaron que, ante el inminente cambio de uso de suelo, han paralizado mejoras y ampliaciones estructurales en sus plantas, por la incertidumbre que ello genera.
Hubo consenso entre las partes en que lo que se desea es que Arica tenga un mayor desarrollo y mejor futuro y ello debe ser construido por todos.

PUNTOS DE ENCUENTRO

El Alcalde Espíndola calificó el encuentro como importante porque se van sincerando posiciones en temas que, sin dudan, van a afectar el futuro de la ciudad, que tiene que ver con la definición de cómo viene el Plano Regulador.

“La invitación que nosotros hicimos como Municipalidad, en esta caso a Asinda, es para que contribuyan en la participación ciudadana que es clave, es importante que ellos estén ahí presentes. Esta reunión fue un proceso interesante, de consultas, de reflexiones que en el fondo apuntan a cuál es la ciudad que queremos construir y hacia dónde queremos avanzar.”

Agregó que “la conversación no puede ser solamente de lo que perdemos, porque en el fondo- como bien dijeron al final, para hacer un omelette hay que romper huevos- bueno es exactamente lo mismo. Acá nos está pasando eso, que en el fondo el Plano Regulador va a definir el desarrollo y el futuro de Arica y ante eso siempre va a haber gente que va a quedar contenta y otra disconforme. Lo importante es que busquemos los mayores puntos de encuentro, pero más que pensando en el interés propio es pensar en el futuro y desarrollo de nuestra ciudad”, precisó.

Recordó que ya la ciudad en su momento definió cuáles eran los ejes de desarrollo, el turismo. “Esa no es una conversación de hace dos o tres años, estamos hablando de una década atrás donde se define que la ciudad expresa que no quiere minería, queremos agricultura, queremos turismo, o sea, ejes precisados hace bastante tiempo que no surgen  de la municipalidad ni de un plano regulador. El Plano Regulador se viene a hacer cargo de cómo esos ejes, que en un momento manifestó la ciudad, se ponen a disposición con este ordenamiento territorial”.

Finalmente, dijo que el ánimo del Alcalde y de la Municipalidad es participar y esas son las instancias para hacer todo tipo de observaciones e indicaciones al Plano Regulador. “Acá lo que importa es el futuro de Arica y no de aquí a uno o dos años sino que a los próximos 30 años”, acotó.

NUESTRA REALIDAD

Por su parte, Edward Gallardo comentó que es bueno que las autoridades puedan escuchar desde los afectados los temas que preocupan a la comunidad, en este caso a los industriales, el cómo inquieta el efecto que pueda tener el nuevo Plano Regulador en el empleo y en el desarrollo de las empresas en Arica.

“Lo que planteamos no es una amenaza, es indicar la realidad que nosotros vemos respecto de cómo se va a desarrollar la industria si es que se cambia el plano regulador, tanto del borde costero como del barrio industrial tradicional. Eso es lo que nosotros queremos hacer ver y también haremos lo propio con otras instancias”, expresó.

Indicó que el sector industrial de Arica proporciona empleo a más de 10.000 personas, o sea, es una importante actividad económica de la ciudad. Por lo tanto, “lo que solicitamos es que este barrio siga permaneciendo donde está y mejorándolo incluso”, afirmó.

Finalmente, Gallardo reconoció que el Barrio Industrial antiguo está deteriorado en su estructura, pero también que se puede mejorar y seguir aumentando la capacidad de los sitios que no están bien utilizados, para que se instalen nuevas industrias.

Permalink

Comments are closed.